visitas

lunes, 17 de junio de 2013

Un pensamiento sobre el día del padre


Ayer quería felicitar a todos los padres,
pero no tuve tiempo ya que el 16 de junio es también el cumple de mi hijo menor,
así que dediqué todo mi tiempo al pequeño y no estuve navegando en Internet...

y hoy, al abrir el Facebook encontré varios mensajes y posts dedicados a nosotras las madres solteras, que se dice que desempeñamos un doble rol, el de madre y padre. A este propósito quise decir que para mí (y sólo hablo para mí, sin animo de generalizar) no funciona así. Nació entonces un diálogo que quiero compartir con vosotr@s: 

Mi estado:

'Personalmente nunca me he creído que estoy haciendo 'de padre y de madre' o 'el rol de padre', y no sufro por eso sino más bien porque mi ideal no es la pareja, creo que los niños deberían crecer en un grupo humano (cosa que en occidente se ha perdido por completo) así que dos padres (en mi opinión) todavía serían muy poco... pero, además, debo decir que no es verdad que soy padre y madre, a nosotros nos ha ido así y lo que tienen mis hijos es la madre y punto. Por lo que valen estas conmemoraciones, que es algo diferente para cada quien, quiero felicitar a todos los padres en su día, ¡un gran abrazo!'

Además de unos me-gusta, recibí un comentario:

'Es un decir, amiga. Eso es algo así como para valorar el esfuerzo de las viudas, divorciadas, y madres solteras que han luchado solas con sus hijos haciendo roles tanto de madre como roles que les corresponderían a un padre, esas son las mujeres madre-padre, por decirlo así.'

Y respondí:

'Lo se, querida, gracias. Estoy diciendo mi opinión sobre este decir, ya que no lo encuentro apto para mí. Yo, hasta ahora, hice el esfuerzo correspondiente a una aldea entera. Esto porque aquí en Europa se vive muy solos (las pocas amistades buenas que he hecho son personas que valoro mucho, que pero vinieron con los años y no enseguida cuando me quedé sin pareja) pero no creo haber hecho 'el papel del padre'. Esto es imposible, y no me interesa. Piensa que cuando mi primer niño varón era pequeño no había manera de enseñarle a ir al baño sin sentarse para hacer la pipí ;-) Fue tragicómico... y en la guardería también todas las maestras eran mujeres (esta es una gran equivocación de la gestión de las guarderías de niños) y me decían que era normal, al no tener un hombre en la casa. Todas mis explicaciones fueron en vano, pero un día vino a mi casa una amiga con un niño y mi hijo vio a ese niño ir al baño, desde entonces lo hizo correctamente como por arte de magia. Valió más un ejemplo que tantas palabras. Lo digo por decir que no es creíble ni posible hacer un papel que no te corresponda. Yo soy madre.

No considero todo el tiempo que nos falte algo, quien nos conoce sabe que en nuestra casa sobran alegría y amor. Y tampoco creo que las demás familias sean 'perfectas', quizás a alguien le haga falta algo que yo tengo... cada estilo de vida tiene su belleza y la vida siempre es una oportunidad. Por eso no deseo que me vean como algo que no soy, véanme así como soy y feliciten en esta ocasión a quien es padre, o padrastro, o padre adoptivo y se responsabiliza, ama y cuida a sus pequeños. A cada quien su día de fiesta.'

:-)

Por mi parte, os dedico una poesía que acabo de escribir:



Foto cortesía de Jorge Parma



Papá

Hoy que no estás
hoy que soy grande
y madre, a mi vez
todavía pienso en las cuerdas de tu guitarra

aquellas cuerdas, en verdad
no despertaban mi atención,
ellas se interponían
entre mi curiosidad de niña y la sombría cavidad del instrumento

y no sé
si por ser tú, mi padre, su dueño
o por los sentimientos 
de temor, y duda, y dulce expectativa
que cualquier rincón escondido despertaría en una mente tan joven

imaginé
que allí
debía de esconderse un regalo
para mí,
que nunca tuve la osadía de descubrir... y nunca te lo dije.



(Poesía de Manuela Garreffa
para Francesco Garreffa)







3 comentarios:

  1. A quien careció de padre por fallecimiento le es muy triste que se traigan hijos al mundo sin padre. Me separé hace tres lustros y por suerte logré quedarme con los hijos y aún así siempre he creído que echaron en falta a la madre. Desde el mayor de los respetos ¡Que triste traer hijos al mundo sin padre!
    Miguel Rodríguez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, gracias por su comentario. También el padre de mi niña falleció, era muy joven, y se que se pasan momentos muy difíciles. Mi post no dice en ninguna parte que se deba planear una situación en que falte uno de los padres, aunque no me permitiría de juzgar quien haga algo así, más bien digo que aprecio las culturas donde todavía hay más lazos entre vecinos o familiares y los niños se relacionen con más personas. De todos modos el sentido de mi escrito tenía que ver sobre todo con la frase 'hacer de padre y madre', en la que no me reconozco ya que no creo que sea posible desempeñar el papel de la persona ausente. Saludos.

      Eliminar
  2. Tenerissima la tua poesia, davvero struggente! Quanto al discorso di essere madre e padre assieme, secondo me è anche un vezzo ormai comune alla società occidentale della appropriazione e dello scambio dei ruoli, assolutamente incomprensibile per gli altri tipi di società. Che sia un bene o un male non è dato di saperlo. Quando un fiume prende una strada o scava un nuovo letto non serve a nulla opporsi, l'acqua sceglie la sua via.

    ResponderEliminar