visitas

martes, 2 de agosto de 2011

Reflexiones sobre la CODEPENDENCIA




¿Vivimos en una sociedad caracterizada 
por sentimientos de codependencia?


- El codependiente necesita que un ser querido le proporcione continuas preocupaciones y fuertes emociones con las cuales distraerse (del enfrentar sus propias debilidades). Por esto escoge relacionarse con personas difíciles. (Por ejemplo se enamora de alguien dependiente de drogas o alcohol). El hecho de pensar que su pareja no sobreviviría sin su auyda, y de creer que un ser autosuficiente no sería capaz de quererle, son síntomas de su baja autoestima, debida a su escasa madurez.

El codependiente imagina que su pareja cambiará gracias a su dedicación. Pero no desea que esta persona tome la iniciativa de acudir a una terapia. En realidad, si su pareja se curara, la relación se acabaría.  

Por sus características, el codependiente tiende a escoger una profesión relacionada al cuidado de personas. Enfermería, psicología, asuntos sociales, enseñanza, entre otros. 

Dibujo de Sabrina Garreffa 


La típica persona codependiente escoge parejas díficiles o inaccesibles, 
y vive del sueño que ella misma ha creado. 


(Rodolfo Valentino muere, es el 23 de agosto de 1926. Se desata el histerismo total, dos mujeres intentan suicidarse frente al hospital donde ha fallecido la estrella...)


Además que en las relaciones sentimentales y de los lazos familiares, la codependencia puede influenciar de manera destructiva un equipo de trabajo o de estudio, un grupo humano en general en el cual una persona pretenda dirigirlo todo, aparentando sacrificar su tiempo para hacer el trabajo de los demás y no solo el suyo. Este problema en el campo profesional se denomina más bien 'adicción al trabajo' pero funciona de la misma manera que la dependencia emocional. Los otros actores del grupo humano en su complejo se apoyan al adicto para delegar sus propias responsabilidades y todo el sistema colapsa, tras haber degenerado.

En mi opinión, puede que hayan connotaciones de dependencia en nuestra sociedad en todos los campos, desde nuestras relaciones interpersonales hasta el comercio, el consumo, la información, la política... Es muy posible que una persona que consideramos responsable del rumbo que nuestra sociedad o grupo humano ha desarrollado simplemente sea una persona frágil y egocéntrica, una persona enferma de codependencia que el grupo reconoce como jefe. De hecho, los estudios de psicología reconocen que en las relaciones estables la víctima y su verdugo son dos piezas del mismo puzzle, personas que encajan debido a la correspondencia de dos debilidades.

En resumen: ¿puede esto referirse también a la relación entre un pueblo y su gobierno, por ejemplo, o entre los consumidores y las empresas? Si consideramos los movimientos culturales, incluso en sociedades que se expresan con comportamientos sanos, veremos que siempre se establece una fuerte relación entre el líder y sus seguidores, una relación de mutuo apoyo. Por contras, cuando esta relación es insana es posible que el líder simplemente sea una marioneta y los fuertes sentimientos de su público lo mantengan en su posición de liderazgo, que el o ella mantendría por no saber vencer su propia debilidad y su propia falta de identidad, identificándose así con el personaje creado y al cual se encuentra atado. He intuido este concepto observando hechos reales y dando mi personal interpretación a películas y relatos, una vez que había entendido los mecanismos de la codependencia. Por eso creo que se pueda analizar nuestra sociedad también desde este punto de vista. ¿Qué opinan?



(Fuente de la imagen)


1 comentario:

  1. Hola, que les parece esta opcion para trabajar como freelance? alguien la ha utilizado: Freelance

    ResponderEliminar